Fundador

DON ALBERIONE-5.png

¿Quién es Santiago Alberione?

De esta forma se refiere el papa Pablo VI a Don Alberione: “Mírenlo ahí, humilde, silencioso, incansable, recogido en sus pensamientos que van de la oración al trabajo, siempre con la intención de escudriñar los signos de los tiempos». Nuestro P. Alberione ha dado a la Iglesia nuevas herramientas para expresarse, nuevos medios para dar vigor y amplitud a su apostolado… Dejemos que el Papa, en nombre de toda la Iglesia, exprese su gratitud”

Don Alberione, es el Fundador de la Familia Paulina, es uno de los apóstoles más creativos que ha tenido el sigo XX. Nació en San Lorenzo di Fossano (Cúneo, Italia) el 4 de abril de 1884 en el seno de una familia que vivía del duro trabajo del campo. Era el quinto de los siete hijos de Miguel y Teresa Allocco, y fue bautizado el día después en la iglesia de San Lorenzo Mártir.

Su vocación al sacerdocio se manifestó a temprana edad. El mismo lo narra. Al comenzar la escuela primaria, a la maestra que había preguntado a sus alumnos qué harían cuando grandes, él había respondido con decisión: “¡Me haré sacerdote!”

Así a los 16 años, lo encontramos en el seminario de Alba y estando ahí conoce a quien será su padre espiritual durante 46 años, al canónigo Francisco Chiesa. Santiago vive la experiencia determinante de su vida la noche del 31 de diciembre de 1900, puente entre los dos siglos, el joven seminarista reza cuatro horas seguidas ante el Santísimo Sacramento Una “luz especial” le vino de la Hostia, y desde aquel momento se siente “profundamente obligado a prepararse para hacer algo por el Señor y por los hombres del nuevo siglo”.

El joven Alberione luego de terminar sus estudios de filosofía y teología, el 29 de junio de 1907 es ordenado sacerdote. El padre Alberione comprendió que el Señor le guiaba a una misión nueva: predicar el Evangelio a todos los pueblos, en el espíritu del apóstol Pablo, con los medios más rápidos y eficaces. Poco a poco va clarificando su misión. Comprende que necesita una organización si pero de personas consagradas para darle continuidad y sobrenaturalidad.

El 20 de agosto de 1914 da inicio a la “Familia Paulina” con la fundación de la Pía Sociedad de San Pablo. En 1915 funda la congregación de las Hijas de San Pablo. En 1917 inicia la asociación de unión de cooperadores. En 1924 da comienzo a la  segunda congregación femenina: las Pías Discípulas del Divino Maestro, En octubre de 1938 el padre Alberione funda la tercera congregación femenina: las Hermanas de Jesús Buen Pastor o “Pastorcitas”.

La Familia  Paulina fue completándose entre 1957 y 1960, con la fundación de la cuarta congregación femenina, el Instituto Regina Apostolorum para las vocaciones (Hermanas “Apostolinas”), y de los Institutos de vida secular consagrada: San Gabriel Arcángel, Virgen de la Anunciación, Jesús Sacerdote y Santa Familia. Diez instituciones que tienen común origen, común espíritu y fines convergentes. Todos se esfuerzan por vivir y dar a Jesús Maestro, Camino Verdad y Vida, a los hombres de hoy con los medios de comunicación más rápidos y eficaces.

Vivió 87 años. Una vez terminada la obra que Dios le había encargado, el 26 de noviembre de 1971 fue llamado por el Padre celestial a gozar de su presencia. El 25 de junio de 1996, el papa Juan Pablo II firmó el Decreto con el que se reconocen las virtudes heroicas del padre Alberione y el  27 de abril, 2003, fue beatificado por el Papa Juan Pablo II.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.