Martes, 3 de mayo LA EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ – FIESTA

PRIMERA LECTURA

Si alguno era mordido y miraba la serpiente de bronce quedaba curado.

Del libro de los Números 21, 4-9

En aquellos días, el pueblo se impacientó y murmuró contra Dios y contra Moisés, diciendo: “¿Para qué nos sacaste de Egipto? ¿Para qué muriéramos en el desierto? No tenemos pan ni agua y ya estamos hastiados de esta miserable comida”. Entonces envió Dios contra el pueblo serpientes venenosas, que los mordían y murieron muchos israelitas. El pueblo acudió a Moisés y le dijo: “Hemos pecado al murmurar contra el Señor y contra ti. Ruega al Señor que aparte de nosotros las serpientes”. Moisés rogó al Señor por el pueblo y el Señor le respondió: “Haz una serpiente como ésas y levántala en un palo. El que haya sido mordido por las serpientes y mire la que tú hagas, vivirá”. Moisés hizo una serpiente de bronce y la levantó en un palo; y si alguno era mordido y miraba la serpiente de bronce, quedaba curado. Palabra de Dios. A. Te alabamos, Señor.


SALMO RESPONSORIAL (DEL SALMO 77)

R. No olvidemos las hazañas del Señor.

 • Escucha, pueblo mío, mi enseñanza; presten oído a las palabras de mi boca. Abriré mi boca y les hablaré en parábolas; anunciaré lo que estaba oculto desde la creación del mundo. /R.

• Cuando Dios los hacía morir, lo buscaban y madrugaban para volverse hacia él. Se acordaban de que Dios era su auxilio; el Dios altísimo, su redentor. /R.

• Lo adulaban con su boca, le mentían con su lengua; su corazón no era sincero con él ni eran fieles a su alianza. /R.

• Pero él sentía lástima de ellos, les perdonaba su culpa y no los destruía. Muchas veces dominó su ira y apagó el furor de su cólera. /R


ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO

R. Aleluya, aleluya. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos, porque con tu santa cruz redimiste al mundo. /R.

EVANGELIO

 Del santo Evangelio según san Juan (Jn 3, 13-17)

En aquel tiempo, Jesús dijo a Nicodemo: “Nadie ha subido al cielo sino el Hijo del hombre, que bajó del cielo y está en el cielo. Así como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre, para que todo el que crea en él tenga vida eterna Porque tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salvara por él”. Palabra del Señor. A. Gloria a ti, Señor Jesús.


¡ASÍ AMÓ DIOS AL MUNDO!

El escritor sagrado hace la exhortación a la humildad y sencillez, a la renuncia a creerse superior. Muestra una motivación concreta y nos presenta el proceso de la Encarnación, abajamiento, exaltación y Resurrección de Jesucristo. Jesús nos ofrece en la cruz, la revelación de un nuevo nacimiento. Renacer del Espíritu exige que se haya reconocido el misterio del Hijo de Dios que vino a los hombres para sufrir, resucitar y luego ser fuente de salvación. ¡Así amó Dios al mundo! Le dio al Hijo Único, para que quien cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna (Jn 3, 16).

 Recordemos que somos criaturas de Dios, y, con ello, hay mil maneras de percibir lo que nos rodea, de preferir o ignorar las cosas y las personas. Nos corresponde ser conscientes de la mirada que Jesús nos da desde la cruz. Estamos acostumbrados a pedir que se nos mire con misericordia y a veces esto ocurre porque nos victimizamos. ¡Cuántas veces le pedimos a Dios que nos mire con misericordia!, pero ¿También le pedimos que nos mire con amor porque estamos dispuestos a colocar nuestro esfuerzo para vencer el vicio o el pecado que nos quita libertad? Le dejamos todo a Dios y somos incapaces de hacer nuestra parte.

Señor, te pedimos que nos ayudes a reconocer que nos escudamos en la victimización y por eso no avanzamos en el camino de la fe. Concédenos el valor de abrazar nuestra cruz con sabiduría.

MSc. Ender Durán

ANTÍFONA DE ENTRADA CF. GÁL 6, 14

 Nosotros hemos de gloriarnos en la cruz de nuestro Señor Jesucristo: en él está nuestra salvación, vida y resurrección, él nos ha salvado y libertado.

ORACIÓN COLECTA

Señor, Dios nuestro, que has querido realizar la salvación de todos os hombres por medio de tu Hijo, muerto en la cruz, concédenos, te rogamos, a quienes hemos conocido en la tierra este misterio alcanzar en el cielo los premios de la redención. Por nuestro Señor Jesucristo.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 Señor, que nos limpie de toda culpa este sacrificio, el mismo que, ofrecido en el ara de la cruz, quitó el pecado del mundo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN JN 12, 32

 Cuando yo sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí, dice el Señor. Aleluya.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 Fortalecidos con esta eucaristía, te pedimos, Señor Jesucristo, que lleves a la gloria de la resurrección a los que has redimido en el madero salvador de la cruz. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. 

Categories:

2 thoughts on “Martes, 3 de mayo LA EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ – FIESTA

  1. Buen día, soy sacristán de la Parroquia San Isidro Labrador de Barrancas, Edo Barinas. Tenemos varios grupos de WhatsApp donde se comparte diariamente la liturgia. Siempre la tomamos de una app mexicana donde antes de la primera lectura colocan la Oración Colecta, deberían aplicar esa idea, ya que siempre hay personas, laicos, ministros que las usan para alguna celebración y deben buscar la Oración Colecta en otro lado. Incluso la Oración después de Comunión al final. Gracias por su servicio!!

    1. ¡Gracia y paz, hermano José! Por ahora, hemos preferido conservar el formato con el que estamos publicando, ya que funge como subsidio del Pan Diario de la Palabra en su edición impresa. Seguimos trabajando por mejorar nuestro servicio de evangelización.

Comments are closed.